Analítica

En el medio digital todo se puede medir y disponemos de herramientas muy potentes para obtener un montón de datos. Identificar cuales nos interesan nos permitirá sacar las conclusiones adecuadas, para planificar acciones inteligentes. 

Observar los hechos, sacar conclusiones

Analítica

Escuchar a nuestros clientes consumados o potenciales en las redes sociales tiene un inmenso valor pero, centrándonos de nuevo en nuestra plataforma web podemos hacernos muchas preguntas: de dónde provienen los visitantes de nuestra página, cuántos usuarios la visitan, cuánto tiempo permanecen en nuestra web, qué hacen en ella, como navegan a través de los contenidos, cuántos finalizan una compra…

Sólo hay un lugar dónde buscar las respuestas a éstas preguntas: la analítica.

Obtener datos es fácil y accesible a cualquiera de nosotros, pero: ¿qué hacemos con éstos datos?

Ante todo debemos tener claro qué es lo que queremos saber para establecer qué variables queremos medir.

De los datos seleccionados y acotados, extraeremos conclusiones y plantearemos mejoras de optimización que sigan mejorando el rendimiento de la web, detectar sus puntos fuertes o débiles, identificar las prioridades de los visitantes… de manera que la web esté cada vez más en sintonía con los usuarios. 

La analítica es una vía objetiva de escuchar a los usuarios, que se basa en lo que hacen, no en lo que nos dicen, a diferencia de las redes sociales u otros canales de atención al cliente.

Interpretar correctamente los datos va a permitirnos generar nuevas estrategias, ajustadas al máximo a lo que ocurre realmente en la web, consiguiendo que tanto los visitantes como nosotros logremos nuestros objetivos.